Recomendaciones en cursos de formación eFormate 

martes, 3 de julio de 2018

Características de un buen profesor particular

Son muchas las ocasiones en las que nuestros hijos o incluso nosotros mismos, nos vemos en la necesidad de completar nuestros estudios con la ayuda un profesor particular. El principal problema con el que nos vamos a encontrar es que no siempre va a ser fácil encontrar uno que sea bueno y que nos ofrezca garantías suficientes.

Profesor particular

En este artículo mencionaremos algunas de las opciones existentes para dar con un buen profesor particular, así como cuáles son las cualidades que debemos buscar en él para garantizar que nuestra elección sea la correcta.

Dónde buscar profesores particulares


Actualmente no hay casi nada que no se pueda buscar en Internet, existen numerosos portales de anuncios clasificados en los que es posible encontrar personas que se ofrecen para realizar cualquier tipo de servicio, y los servicios de profesor particular no son una excepción.

Existen diferentes portales de este tipo en los que podréis encontrar una amplia oferta de profesores y seguro que hay alguno que ofrece sus servicios en vuestra ciudad.

Cualidades de un buen profesor particular


Ser un buen docente no es una tarea sencilla, si creéis que esto no es cierto, haceros la siguiente pregunta: ¿cuántos profesores han conseguido dejar huella en vosotros? Cuando recordamos a un profesor con cariño es porque cumplía con muchas de estas características:
  • Fomentar la interacción. Un buen profesor debe preguntar mucho, fomentar la interacción en el grupo y saber cómo romper la rutina. Esta es la mejor manera de conseguir mantener la atención de los alumnos.
  • Emplear una metodología moderna. Punto muy ligado al anterior. Actualmente no vale con ponerse delante de la pizarra y dar la lección, hay que aplicar métodos modernos de enseñanza para conseguir sacar lo mejor de los estudiantes.
  • Autoridad, flexibilidad y paciencia. Un buen profesor debe hacerse respetar, pero también debe ser justo, flexible y paciente. Dentro de su heterogeneidad, todos los alumnos deben ser tratados con igualdad, pero un buen docente debe ser consciente de que no todos tienen las mismas necesidades.
  • Motivador. Saber incentivar a los alumnos para que estudien y desarrollen todas sus capacidades no es una cualidad que todos los profesores posean. Un buen profesor debe saber cómo sacar lo mejor de cada uno de sus alumnos.
  • Dedicación. Ni que decir tiene que todo profesor debe conocer la materia que imparte, pero para ser realmente eficiente, un buen profesor debe preparar sus clases antes de impartirlas. La dedicación es otra característica fundamental en un buen docente.
  • Accesibilidad y disponibilidad. Un buen profesor debe estar siempre dispuesto a atender y responder las preguntas de sus alumnos.
  • Ordenado y buen planificador. Todo buen profesor debe elaborar un plan anual que le permita impartir todo el temario, pero además de elaborarlo debe cumplirlo. También debe ser capaz de detectar cuando los alumnos van a necesitar más tiempo en comprender determinados conceptos y conseguir que este hecho no afecte a la planificación.

Para terminar simplemente queremos indicar que estamos seguros de que muchos de nuestros lectores considerarán que la lista anterior se queda demasiado corta, por eso emplazamos a todos ellos a que utilicen los comentarios para ampliarla con aquellas cualidades que se nos hayan podido pasar por alto.

No hay comentarios:

Más opciones en cursos de formación eformate